viernes, 14 de diciembre de 2007

Mi tio Manolo

Como veréis he cambiado un poco el aspecto del blog, digamos que tras recibir algunas opiniones remarcando la sobriedad del mismo, he decidido darle un toque de color. Como la mayoría ya sabéis, siempre he tenido un comportamiento ambiguo en esto de los colores, normalmente muy sobrio, pero de vez en cuando una salida de tiesto. Para muestra un botón:

En fin que estoy pensando en dejarme de sobriedades e institucionalizar el estilo kich que parece que llevo dentro, ¿qué tal unas olas rosa en los laterales de nuestro pitufo?, así es como lo llaman en el barrio "el pitufo". Majo se niega, Laura dice que si, se admiten opiniones.
Bueno como veis hoy estoy de bastante buen humor, animado y haciendo todo lo posible por salir adelante, pero no todo ha sido así en los últimos días.
La tónica general es buena con malos ratos, es inevitable oír comentarios o leer noticias relacionadas con el cáncer, se que debo no tomarlos como algo serio, no deberían afectarme pero lo hacen, me llevan a pensamientos y digresiones, suena mal pero se escribe así, sobre la posibilidad de que las cosas no salgan bien, me asusta más como pueden ser los últimos estadios de la enfermedad que el hecho de morirme, mi antigua manera de ver las cosas, de intentar controlarlo todo, intenta recuperar su estatus y ponerse a solucionar cosas pendientes, tenerlo todo atado.
Pero no lo consigue, ya me imagino que el párrafo anterior ha sido un poco fuerte, por decirlo de alguna manera, pero es lo que siento, muy de vez en cuando, y leer esto es voluntario. Viene a colación porque independientemente de que los periodistas deban pensar en qué personas van a leer su sucinta noticia relacionada con el cáncer, hay otros motivos para que estos pensamientos me hayan rondado estos días en los que mi salud es muy buena, quitando alguna llagas en la boca, estoy perfecto.
Mi tío manolo ha muerto, le recuerdo como una persona seria, trabajador duro de genio explosivo, amante del campo. Pasé con él temporadas en el Tochar, con él aprendí mucho de lo que se sobre el "reino vegetal". Estos días cuando miro mis plantas, mis bonsais, me acuerdo de mi tío manolo, me acuerdo de sus contestaciones escuetas, de su empeño por enseñarme a trabajar en silencio. Con el aprendí que a la mayoría de la gente las plantas se le mueren de estrés, las persiguen, quieren resultados inmediatos, ellas viven el tiempo de manera distinta a nosotros, más sosegado, lo que haces hoy tendrá resultados dentro de semanas o incluso meses.
Seguramente mi tío con sus cultivos y mi padre con su afición a pescar me enseñaron el valor de la paciencia y de la constancia, valores que ahora aprecio más que nunca.

3 comentarios:

José Manuel dijo...

¿Victor no significa victoria?

Víctor nombre propio de origen probablemente eslavo (donde se escribe con k en lugar de c: Viktor), adoptado latino, significa victoria o guerrero victorioso.

Sé y Haz. Un saludo.

José Manuel dijo...

Mira este enlace: http://es.youtube.com/watch?v=J7P-INo21qU

vto dijo...

Impresionante, que más decir.