lunes, 14 de julio de 2008

Visitas, guarda espaldas y mas Petros Markaris.

Buenas noches a todos:

Siempre tengo la tentación de escribir "tod@s" pero algo me disgustaba al verlo escrito. Ayer, domingo, compartí un día maravilloso con dos amigos, la madrina y l'inji, y juntos leímos un artículo de J. Marías al respecto en la contraportada del País y pusimos en común nuestras opiniones al respecto, opiniones coincidentes con lo expresado el sábado por la mañana, sobre las 11h, en el programa "No es un día cualquiera" sección "consultorio fraseológico" por D. Pancracio Celdrán, si no lo conocéis es muy recomendable por lo que se aprende y por escuchar a un enamorado de su trabajo, siempre me quedo ensimismado al escuchar a alguien que ha conseguido trabajar en lo que le gusta y lo hace con ahínco. No se a que cuento viene esto pero dicho queda.

Hoy he recibido una visita muy gratificante pues hacía tres años que no podía darle a Wen un abrazo, Wen es una de mis amistades holandesas, recuerdo como la conocí, sono el teléfono y alguien en un español patatero me dice algo similar a "no me conoces, me ha dado tu teléfono un amigo llevo unos días en Valencia y me siento muy sola" Wen es así, sin tapujos ni revueltas, a saco, desde ese día somos amigos, hemos compartido amores, desamores, casas, libros, películas conversaciones y mucha cerveza, como tragan estos holandeses. Solo tengo buenos recuerdos de todos y cada uno de los momentos que he pasado con Wen, es una de esas personas pegadas a una sonrisa capaces de enseñarme a compartir mis sentimientos con los demás a sabiendas de que te pueden hacer daño pero con la seguridad de que si sucede conseguirás superarlo y si no ganaras un amigo para toda la vida. Eso me pasó con Wen. Me he quedado un poco triste cuando se ha ido, tal vez por que esperaba poder expresarle todo esto cara cara pero aún me queda mucho camino para aprender a ser como tu, paciencia, por lo menos ya tengo el valor de expresarlo aquí.

Acabo de terminar el último libro de Petros Markaris "El accionista mayoritario", en el enlace anterior encontrareis una reseña de Nikos-Emmanuel sobre el autor y su obra, muy interesante este blog sobre Grecia todo lo griego, a Nikos le comentaba que los libros de Markaris causan dependencia, me alucina la capacidad de este tipo para destripar la civilización en la que vivimos, se supone que son libros de policías, asesinos e investigaciones y autopsias pero no autopsias de cadáveres humanos si no de sociedades, de relaciones humanas, de nuestro modo de vida actual.

Petros Markaris y Natsuo Kirino ("Out") están creando una nueva época en la novela negra, malas noticias para la Cornwell y compañía, ya no vale rellenar los huecos en guiones prefijados.

Como ya comenté Natsuo Kirino tiene la capacidad de sintetizar a una persona, en su totalidad, con dos o tres párrafos, tengo la suerte conocer a alguien así y da verdadero miedo es como si te hicieran un tac y pudieran decirte como cuando y por qué solo que lo de Kirino son personajes. Petros Markaris hace lo mismo pero con nuestro entorno, cuando terminas este libro entiendes mejor la sociedad en la que vivimos, las manipulaciones a las que somos sometidos, los recovecos del poder, quién ejerce realmente ese poder, lo que nos dejó la historia de nuestros países, como han vivido muchas personas de nuestro entorno los cambios históricos del último siglo, los sentimientos de un padre cualquiera por sus hijos, las luchas internas y externas para aceptarlos como seres con una vida propia. Y todo esto en una novela negra con asesinos, terroristas, etc ...

Cuando leo a estas personas me acuerdo de aquel anuncio creado hace mil años para promover la lectura que decía "no todos los quijotes empiezan en un lugar de la mancha", puede que nunca sea capaz de terminar el Ulises de Joice pero he disfrutado de Markaris y de Kirino, hoy estoy satisfecho.

He metido a Patricia Cornwell y no puedo pasar sin un comentario, tengo una relación amor odio con esta autora, sus libros son fundamentalmente los mismos una y otra vez escritos sobre el esquema resumen de alguna escuela de literatura, tan al uso en usa, cambiando situaciones y poco más. Pero es una autora que engancha como la droga dura, sabes que vas a salir trasquilado pero no puedes dejar de leer el tocho que publica cada seis meses. Me justifico diciéndome que puedo permitírmelo y que no me ocupan sitio en la librería pues inmediatamente van a la biblioteca sin esperar a la siguiente limpieza.

El jueves la doceava sesión de quimioterapia y esta semana de descanso ha vuelto a sentarme realmente bien con la excepción de una uña del pie en proceso de desprendimiento el resto como siempre ligeras molestias en pies y manos, de apetito lo normal: todo el día muerto de hambre como es habitual en mi y si no que se lo pregunten a Mati.

Besos, abrazos y esas cosas.

Víctor

3 comentarios:

Mati dijo...

Hola Victor,
Casualmente me acaban de regalar las Gómez: "Out" de Natsuo Kirino.
Ya te contaré qué tal...es mi primera novela japo.

Un beso

Mati

Luisa dijo...

Espero que esa doceava haya ido bien... ya queda menos.

De paso te dejo entrada del blog que me has animado a abrir.

Un saludo

Luisa dijo...

la entrada está pinchando en mi nick... ¡dios! todavía no me aclaro.