jueves, 29 de diciembre de 2011

Si lees esto es que estoy muerto

Efectivamente, el titular no es nada sensacionalista, me he muerto. Como siempre dice Daniel, somos yogures y tenemos fecha de caducidad. Y yo llevaba caducado hacía tiempo, arrinconado al fondo de la estantería, donde he conseguido escapar de la mano del reponedor. Pero todo tiene un principio y un final.

En estos últimos tiempos mi vida ha dado un giro, un vuelco sería lo correcto. Es triste darse cuenta de lo preciosa que es la vida cuando te dicen que te mueres. Afortunadamente yo he tenido un tiempo para redimirme, incluso para hacer locuras, esas que yo me prohibía a mi mismo. Este tiempo me ha servido para poder preparar mi marcha, además de irme me iré bien limpio ¿Os había dicho que tengo un baño precioso?

Y me voy con hambre de vida, es cierto, ahora me he dado cuenta de que estuve a régimen demasiado tiempo, pero lo que es imposible es imposible como decía lagartijo. Pero me voy con algo que poca gente tiene el honor de haber tenido en esta vida. Me voy con tal cantidad de amor que mi caída va a ser suave. Ese amor es el colchón de lana que todos necesitamos. El amor que mi esposa y mi hija tienen por mi, el amor sincero de mis amigos y familiares. Cuando haces balance te das cuenta de que eres afortunado. En mi vida he tenido grandes amigos, los de verdad, los que me han demostrado su cariño en los momentos malos. Los que hacían bromas de mis alucinaciones. Los que me daban masajes mientras me retorcía de dolor en una cama de hospital. Los que van a seguir velando por mi familia.

Y aunque me quedan muchas cosas por decir, creo que ya no es necesario. Al pobre Dani, a quien le he encomendado la tarea de cumplir con mis últimas y absurdas voluntades le toca cumplir con mi testamento personal, ¡y a cambio de nada! ¡Te quedaste sin Televisión! Debes pues dar ese último toque, por supuesto con ese humor mío tan característico y que tan poca gracia hace, pero es que en realidad yo he sido así siempre. Espero que todos disfrutéis del deseo de un moribundo, los que no asistan serán perseguidos. Aunque dado que quien los tiene que perseguir tiene poco fuelle, mejor no corráis mucho.

A todos os digo que os he amado, a mi esposa y mi hija os digo, os amaré eternamente.

Victor Romero

26 comentarios:

Miguel dijo...

¿Ya está?
¿Y no nos cuentas nada sobre qué hay al otro lado? Eso de la luz intensa y esas cosas...

¡Pues vaya!

A seguir esperando...
Ten paciencia, que iremos uno detrás de otro a verte.

mariejé dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mariejé dijo...

Victor! solo te he conocido por la fuerza de "tus escritos" que me llamaron la atencion!
Mis deseos 2012 de felicidad para tu esposa y tu hija; que aprendan a vivir con tu presencia y ausencia, a la vez!

Anónimo dijo...

Grandísimo Victor, siempre con todos nosotros!!! Esta carta es un mensaje positivo y vital que no escuchaba desde hace casi 15 años, en concreto desde las cartas que recibía de mi padre en Nottingham.
Es una consigna que alguien nos debería tararear cada vez que suena el despertador y así desterrar muchos pensamientos que nos hacen andar con el freno de mano puesto o simplemente no ser mejores.
Saludos, donde estés, aunque puedo imaginario, con mi padre.
Tu cuñado, Toni.

BobEsponja dijo...

Hola de nuevo Victor, déjame que te diga algo: Eres la persona más ordenada que he conocido nunca ! y esta última entrada es muestra de ello. Es fantástico sentir que aún sigues ahí.

Estabas rodeado de una gente maravillosa, permíteme que les haga llegar un sincero abrazo a todos y otro muy grande para tí y tus niñas.

Hasta siempre.

Juan Vicente Román dijo...

Victor,

Me he enterado de tu marcha y he leído tu mensaje.

Sólo puedo decirte que te mantengo en mi pequeña caja de abalorios vitales, con todo lo de valor.

Te recuerdo y te aprecio.

Un amigo.

Anónimo dijo...

Victor alla donde estes recordare una frase tuya que me comentaste una vez en una charla telefonica "cuando veas la sonreir a un niño acuerdate de mi" . La verdad , que me ha dado mucha pena leer esta entrada, pues muchas veces pense que ibas a salir adelante, porque te veia con fueza.

Mis condolencias a tu familia esposa e hijos, que aunque no les llegue a conocer Personalmente a ninguno hable muchos dias por telefono contigo, en un momento que yo estaba tambien muy mal animicamente . me ayudaste mucho a aceptar mi enfermedad hoy en remision gracias a Dios.

Si somos creyentes ahora lo unico que nos queda en rezar por ti alla donde estes descasa en paz

Miguel (Zamora)

Anónimo dijo...

¡Me encanta sentir a Víctor leyéndoos!

Miguel: ¡Enhorabuena! ¡no sabes como me alegro!. No, no nos conocemos, pero yo te cogí el teléfono una vez y recuerdo tu voz: teníamos entonces todos esa voz del miedo... Ahora, tu en remisión y Víctor en PAZ, pero parece que seguimos juntos en este ¿cielo virtual?

Majo.

HispanyWorld dijo...

Llego tarde para casi todo, incluso para conocerte... ¿o no?.

También tengo fecha de caducidad y aunque no termino de aceptarlo... no queda otra. Pero es bueno saber que cuando tenga que ir hacia arriba (o hacia abajo... que no sé yo cómo anda eso de las valoraciones), habrá un amigo esperando que seguro me reconoce por mi cara de despiste.

Hazme un sitio, compañero.

Leonardo Brito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Doria dijo...

Víctor en su nueva vida, él no murió, al igual que Manu, ellos han NACIDO a una inmortalidad!
Puedo dar fe de ello...
Besos

Doria dijo...

Majo, nunca quise ni imaginar que me vería en estás circunstancias, pero pienso, que la gran suerte ha sido conocerlos, nos eligieron para pasar sus últimos días, y, al menos, hablo por mi, ha sido mi gran maestro y más después de su partida.
Muchos abrazos desde Granada y con mucho AMOR, que de eso se trataba su última entrada que dejó escrita, toda ella impregnada de eso tan grande, que todo lo llena A. M. O. R!!

Anónimo dijo...

Doria, bonita: un abrazo fuerte y ánimo.
Nunca quisieramos habernos imaginado esto, pero tuvimos que hacerlo. Luego resulta que fué mucho peor lo que sufrimos imaginando que lo que estamos viviendo.
Un beso:

Majo.

P.D.: Hoy era nuestro 24 aniversario...

Doria dijo...

Un abrazo fuerte, fuerte!!!

Anónimo dijo...

Muchos nos acordamos el domingo de Víctor... cumplía 50 años y los cumplió en nuestro corazón.
Laura H.

Alessia Mignone dijo...

Hola, me gustaría compartir una información muy útil concerniente el cáncer.
Llevo un tiempo dedicándome al Yoga y a la Meditación y he descubierto que se está llevando a cabo en Madrid una nueva terapia contra el cáncer basada en estas técnicas milenarias. En Estados Unidos está teniendo mucho éxito.
Os dejo el enlace:

Mindfulnes y oncología

http://www.centronagual.es/popup_grupo_informativo.php?id=2820

Con mucho cariño

Anónimo dijo...

nosotros algun dia tambien estaremos alla amigo. mientras esto pasa espero que tu familia viva una gran vida aqui. llena de amor y prosperidad

mara dijo...

Alessia Mignone yo misma practico Mindfulness y no es una terapia contra el cáncer ni contra ninguna enfermedad, simplemente es una técnica que te da herramientas ayudando a calmar la mente para ver con claridad , es una forma de saber como afrontando la muerte nos da herramientas para vivir la vida en este duro y largo proceso sin dejar nunca los tratamientos médicos y paliativos.

Anónimo dijo...

Q lastima! Descanse en paz!

rupert gonzales dijo...

Eres libre ahora.
Como el sonido del viento.
Como el cantar de los pajaros. Como las gotas de lluvia cayendo en una fuente.
No entiendo porque el mundo esta hecho asi. Porque brilla el sol. Porque en el cielo de las noches hay estrellas.
Pero estan ahi. Lagrimas y sonrisas, bien y mal..... el mundo esta construido sobre polos opuestos.
Y por eso, asi como te has ido un dia volveras. No entiendo como sera, pero hay muchas cosas que no comprendo. Y estan ahi.
Un dia brillara el sol, soplara el viento....cantaran,los paoharos y ahi estaremos juntos.
Nunca nos conocimos.
Pero eso no importa.
Cada gota que cae en la fuente su onda nos llega a todos por igual.
Hasta pronto.
Rupert.

Hotel Melgar dijo...

Un excelente post. Un gusto visitarte.

Anónimo dijo...

Con Dios

carlosbabilon dijo...

Cuánto me gustaría saber como andáis Majo. Recuerdos a la memoria de Victor

Mª José Cerdá dijo...

Estamos bien. Es verdad que nos aparece Víctor en cualquier momento: ante una fecha, un lugar, un familiar, un amigo... muchas cosas nos lleva a él, pero ya no con esa nostalgia casi angustiosa del principio que prefieres evitar. Más bien con esa añoranza cariñosa de las vivencias pasadas que te hacen sonreír cuando las revives. Ayer mismo, en plena cuesta de principio de curso, intentando controlar el trabajo de nuestra hija, me aproveché un poquito y le dije a Laura que a mi si me puede engañar con sus deberes, pero a su padre no.

Sigo disfrutando con vosotros este blog. Un besazo.

Majo.

Asociacion cancer | Antes de Partir A.C. dijo...

Gracias por ser la inspiracion para la gente que vive y convive con cancer!!

Nosotros somos una Asociación sin fines de Lucro nuestra misión es proporcionar atención especializada en hospitales, centros de salud, domicilio particulares e instalaciones de la asociación a pacientes y familias que viven y conviven con el cáncer elevando la calidad de vida a través de servicios de atención médica, cuidados paliativos, apoyos psicológicos, económicos y espirituales asumiendo nuestro compromiso por ser presencia y acompañamiento para cada uno de ellos y sus familias durante todo el proceso de la enfermedad disminuyendo el sufrimiento y recobrando el significado del sentido de vida, la paz interior, la esperanza y trascendencencia psicológicos, económicos y espirituales asumiendo nuestro compromiso por ser presencia y acompañamiento para cada uno de ellos disminuyendo el sufrimiento y recobrando el significado del sentido de vida, la paz interior, la esperanza y trascendencia del Ser.

Mª José Cerdá dijo...

Quiero agradecer públicamente a Felipe su diseño para un libro de este blog. Me ha emocionado.

https://www.behance.net/gallery/30509537/Autopsia-Personal

Muchas gracias por tu trabajo.

Majo.