jueves, 20 de agosto de 2009

Q20 Con los pies en la tierra.

Buenos días a todos,

La buena noticia es que el bonsai está rebosante de vida, ha recobrado todo su esplendor, y para mas inri el olivo, que llevaba dos años brotando poco y como es lógico en primavera, este año ha brotado en Agosto al moverlo al comedor para salir de viaje.

Lo demás no es tan bueno.

Este silencio tan dilatado ha tenido varias razones. Bueno razones, lo que se dice razones, ha tenido una: el miedo que tenía a tener razón. Escusas muchas: que si las vacaciones, que si no quería repetirme con el tema de la espera de las pruebas, etc pero siendo sincero la razón verdadera es que intuía que algo no estaba funcionando debidamente y ya sabéis que soy muy intuitivo.

Los resultados han sido malos: los tumores hepáticos han crecido hasta 4cm, se han duplicado en los tres meses que he estado con la nueva quimio, han aparecido uno pequeño en la bolsa que cubre los riñones (no en los riñones en si mismos) y otro en algunos ganglios alrededor del recto.

¿Qué significa esto? significa que la enfermedad ha evolucionado muy rápido a pesar de la nueva quimio y por ello el miércoles pasado regresamos a la combinación de medicamentos que surtió efecto durante la primera tanda al principio del tratamiento. Si no hubiera tenido el sangrado hace casi dos años mi situación hubiera empeorado en pocos meses mucho más de lo que lo ha hecho estos dos últimos años, pensad que estaba con los marcadores al 500% y ahora los tengo al 75%, muy por encima del 4% que alcancé durante el primer tratamiento.

Así que cabe esperar los mismos efectos secundarios de la primera etapa y que no repetiré por no cansar a nadie salvo en el caso de la perdida del gusto que igual me sirve para bajar un poquito de peso, me he puesto en ¡81kg! nunca había pasado de 78.

Y tampoco puedo pasar por alto el hecho de que esta quimio si puede afectar al sistema inmunológico lo cual quiere decir que no os extrañe si en lugar de besos y estrechar manos prefiero un abrazo y cosas por el estilo.

La parte anímica es harina de otro costal.

Recibí la noticia el miércoles por la tarde justo antes de entrar a ponerme la quimio, y esta dura 4 horas. Esta vez el marrón le ha tocado al joven, tratando de poner cara de poker pero se notaba que a él también le había sorprendido. La visita es corta, me explica que regresamos al tratamiento original y que recuerde que aquel si me hizo efecto, y mucho, luego trata de salir de la consulta para ver si tengo un hueco para ponerme la quimio. Ya sabía que si por que tenía hora para la otra así que interpreto que estaba más jodido de la cuenta y no le dejo escapar, le pido que se siente y le pregunto ¿qué significa todo esto? ¿en qué lugar me deja esto dentro de la evolución de la enfermedad? me dice que antes o después las recaídas son de esperar, que aún no hay nada definitivo afectado y que debemos esperar que responda bien al tratamiento. En otras palabras tres a cinco años.

Paso a la sala y las cosas cambian. El sillón, el pinchazo, una de las cosas que mi terapeuta me ha hecho ver este año es que cada uno tiene su forma de expresar sus emociones y, por lo visto, yo no expreso el miedo llorando sin o poniéndome blanco como la cera. Las enfermeras son de una pasta diferente a la de los médicos, ellas recogen el toro cuando el otro hace mutis por el foro, ellas están todo el día lidiando con personas a las que les acaban de decir que se mueren y tienen que pasar cuatro horas sentadas en un sillón enfrente de ellas. En esta sala solo hay cinco sillones y dos enfermeras con lo cual la atención es muy personalizada, nos conocemos, tenemos nuestras pequeñas confidencias, el trato es más que humano y cuando entro las dos me miran y se estremecen.

Antes que nada salen, se que van a ponerse en antecedentes, regresan y "piden permiso" a su modo, preguntan como me encuentro, se sientan sin decir nada, me dejan reconocer mi dolor, mis miedos, mis rabias. Cada vez que me dan una mala noticia reconozco un duelo completo, gracias a la terapia cada vez es mas rápido. Cada vez se repite el proceso completo pero de una forma diferente. Estoy aprendiendo a no pelearme, estoy aprendiendo que no luchar no significa rendirme o quedarme cruzado de brazos, lo que significa es algo que aún no puedo expresar con palabras pero básicamente lo que ya os he dicho antes: la vida es lo que me ha sucedido mientras hacía planes de futuro, ahora quiero vivirla y disfrutarla sin dejar de poner todo lo que pueda para alargarla en la medida de lo posible.


Ellas, las enfermeras, saben esperar. Durante tres horas se acercan continuamente sin decir nada con la escusa de comprobar el gotero que hoy me suministra un equipo electrónico con cien alarmas y que no requiere ninguna atención, se ofrecen sin agobiar, esperan. No puedo leer nada, me obligo a no pensar, trato de reconocer los diferentes sentimientos que van sucediéndose poco a poco, reconozco el miedo a morirme, me encuentro pensando como serán vuestras vidas dentro de muchos años, qué le diréis de mi a Laura, como seréis de viejos contando historias de juventud. Luego siento algo de paz, me cuesta explicar lo que esto significa, no se trata de aceptar la muerte y sentarse a esperarla, se trata de aceptar que llegará cuando tenga que llegar y que puedo disfrutar del camino que me queda por recorrer hasta ese momento. Luego recobro el ánimo, pienso que aún estoy muy bien fisicamente, bueno estoy muy flojo y a ratos dolorido pero puedo hacer todo lo que me gusta hacer.

Entonces una de ellas se sienta a mi lado y me doy cuenta de que mi terapeuta tiene razón, no necesito llorar para que la gente entienda en qué estado anímico estoy, eso me relaja, mucho, puedo aceptarme y dejar de perseguirme, de pelearme con mi forma de ser. Encima la señorita, es mucho más joven que yo en años que no en experiencia en estos casos, me hace ver que no puedo ponerme trágico. Si, las cosas irán mal en algún momento, pero no es este y te ponen hechos sobre la mesa, y te dice que tiene casos de trece años de arrastrar recaída tras recaída, y que yo tengo una tolerancia excelente a las quimios casi sin efectos secundarios y etc, etc.

Y termino las cuatro horas de quimio - digestión emocional de mucho mejor ánimo, aceptando las cosas como son. Y me doy cuenta de que estoy ansioso por regresar al taller el día 8, por ver como queda la exposición, por ver lo que os parece el catálogo y el escrito que lo presenta y en el que tanto quise expresar y por ver a Laura en su primer día en primaria y almorzar con Paco y compartir la nueva vida de Olga y las conversaciones con Samuel y las sonrisas de Rafa y en general esta vida que tan feliz me hace.

Creo que ya puedo decirlo, empece la terapia mucho antes de ser diagnosticado, por recomendación de Migue cuando le conté que no sabia ser feliz con lo que tenía. Ahora se que he avanzado mucho en el proceso porque me apetece levantarme cada día, veros, recibir vuestras llamadas.

Ahora se que tengo mi vida en mis manos igual que el barro en el torno, puede que no sea mucho pero que cosas tan bonitas soy capaz de hacer y como disfruto haciéndolas.

Gracias a todos,

Víctor

Por si alguien tiene alguna duda sobre mi estado de ánimo y mis ganas de continuar aquí os dejo algo:


Respecto a la crítica de Marta Sanz sobre la trilogía de Larson:

Hoy, por fin, Jose Diego, Novelpol, ha conseguido guiarme hasta la crítica de Marta Sanz en Publico.es, 20 Agosto 2009 y me parece acertada salvo por el puntito de "yo estoy por encima de esto" que se interpreta ya desde el comienzo al colocar en la misma esfera leer a Larson y fumar porros. Luego podemos opinar si uno mantiene la capacidad intelectual en el mismo nivel leyendo de forma continuada durante 72 horas, sinceramente dudo de ello.

Por otra parte estoy de acuerdo en muchas cosas como "Se me clavan las costuras de la carpintería narrativa" ya dije que para mi Larson es un periodista metido en literatura de consumo y puede, solo es una opinión, que su aportación sea precisamente la utilización de esas costuras para unir columna tras columna de artículos de periódico de sucesos en una novela aceptable.

Afirma que puede leer la novela en diagonal... poder se puede porque carece de esa prosa florida que tanto gustan de utilizar algunos autores para rellenar hasta el número de páginas pactado, pero al hacerlo te pierdes un montón de pequeños detalles, críticas sutiles y agradecimientos escondidos, que abundan en el texto. Y si no probad a releer el texto delante del ordenador y buscar referencias, nombres.... pequeños guiños o lo que en informática llamamos "huevos de pascua".

Lo de la inverosimilitud lo veo de la misma manera: "El efecto televisivo de "todo está conectado" provoca que como lectora empiece a no creerme nada: la inverosimilitud aparece por el exceso de nexos y de informaciones repetidas. La realidad no está obligada a ser verosímil: la narración, sí. "

También estoy de acuerdo con la tipología feminista retratada en el texto: "El éxito femenino consiste en llegar a ser patrona. Dominatriz entre dos tipos de hombres: los que creen que las mujeres son putas o los que se dejan llevar a la cama sin rechistar. Todo es muy raro. Especialmente el concepto de feminismo que se maneja." aunque puede que no esté lejos de algunos estereotipos actuales, no todos no solo algunos.

Y un párrafo con el que sospecho que no estoy de acuerdo, pero como no consigo entenderlo... "Con la épica del hacker" Larsson pierde la oportunidad de incorporar a la retórica literaria un elemento que quizá entrañe una nueva visión del mundo: esta nueva visión se reduce a cierta lógica onanista en las relaciones y a una terminología tecnológica que llega al lector como la enumeración de los componentes químicos en los anuncios de cosméticos." Si Larson "pierde la oportunidad" ¿de quién es la visión reducida a la lógica onanista? ¿de Larson? ¿de Marta Sanz? ¿Cree la señora Sanz que es una realidad inquebrantable que las personas más afines a la informática tenemos una visión onanista de nuestras relaciones? y la terminología.... Mire señora Sanz si no entiende algo en la terminología del libro actúe como cuando no sabe a qué utensilio se refiere Chejov en uno de sus maravillosos cuentos, http://www.wikipedia.es no se puede mantener el analfabetismo tecnológico sobre la premisa de que los autores escriban como si todos sus lectores lo fueran, por otra parte nada de lo expuesto en los libros, a nivel tecnológico, está fuera del alcance de la mayoría de la población que mira a los ordenadores como una herramienta y no como un algo que alguien ha creado con el fin de fastidiarle.

Y por último la frase final "el tipo de corsé en el que se encaja mi lectura es posible que determine mi aburrimiento." la sinceridad con uno mismo es el camino del crecimiento.

Saludos,

Víctor

9 comentarios:

Mati dijo...

Ahora sé que tengo mi vida en mis manos igual que el barro en el torno, puede que no sea mucho pero qué cosas tan bonitas soy capaz de hacer y como disfruto haciéndolas.

¿Qué no es mucho?!!!!
Lo es TODO.

Un abrazo y beso gordo si aún puedo.

Mati

Miguel dijo...

Hay cosas que se escapan, irremediablemente, a nuestro control, pero mientras sigamos teniendo el control de nuestro corazón y de nuestra mente podemos hacer que las primeras dejen de importarnos.

Un abrazo y un beso. (No conozco ningún caso de contagio electrónico a personas)

CIRCE-GIRONA dijo...

No se cuanto tiempo hace que quiero escribir un comentario, por una cosa o por otra han ido pasando los dias, los meses hasta convertirse en el año y medio largo que estoy en contacto contigo, ahora ya no quiero dejar pasar ni un minuto mas, estamos en el mismo barco, un barco bien extraño por cierto, por un lado ofrece todas aquellas cosas y todos aquellos sentimientos que uno ni imaginaba que excistian, por otro te llena de la mas definitiva de las incertidumbres, pero es asi, es lo que hay. Sabes Victor yo me cabreo mucho cuando alguien (sobre todo si es proximo) me jode un dia, porque un dia es un tesoro, al menos para mi.Tu Victor cada vez que escribes en el blog me haces sentir bien, somos luchadores y no me siento sola, como tu y como yo intuyo que habran muchisimos otros por ahi....Gracias tambien por tus reseñas y recomendaciones, ahora mismo estoy disfrutando de un verano con Posteguillo (gracias a ti)1º AFRICANUS, el hijo del consul 2º LAS LEGIONES MALDITAS,otro dia te recomendare yo algunas cosas si me lo permites, hasta entonces un abrazo superfuerte

vto dijo...

Gracias Circe,

Hoy me siento mejor, ya de regreso en Valencia empiezo a reencontrarme con mi gente y mis cosas, empiezo a ocupar mi tiempo y estoy de mejor ánimo.
Lo mío siempre ha sido la pelea y ahora me siento raro por que no tengo más ganas de pelearme con nada ni con nadie, sobre todo conmigo mismo.
Aún no puedo explicarte qué significa esto exactamente, desde luego no significa que me este rindiendo. Creo que la cosa va por el camino de no dedicar un gramo de energía a nada que no merezca realmente la pena.
En tiempos de crisis economía de tiempos y energías, al final siempre me sale la vena de ingeniero.
Un abrazo,

Víctor

Anónimo dijo...

Hola Victor.

Esta vez ha sido duro leer tu mensaje.
Duro para tus amigos pero indudablemente tú y tu familia lleváis la carga más pesada.

Tal y como comentas los indicadores han subido, pero no obstante están muy por debajo de lo que estuvieron al inicio.

La tuya es una enfermedad que no es fácil de vencer, pero se la puede combatir.

Sueles expresarte contínuamente diciendonos que vives el día a día. Creo que eso está bien. Día pasado, día ganado.

Supongo que tendrás días malos, pero imagino que también habrán días buenos.

Es MUY importante que ese día a día lo intentes afrontar con optimismo (*). Ya se que es muy fácil decirlo, pero es así.
Intenta que el balance se incline notablemente hacía actitudes positivas.

Ya sabes que el expresarme no entra dentro de mis habilidades, pero espero que ayude a levantarte un poco el ánimo.

Hasta pronto!

Un abrazo.

Dany.

(*) Hay estudios que indican que las actitudes negativas frente a las enfermedades resultan en enfermedades más agresivas y que por el contrario, actitudes positivas ayudan a combatirlas de una manera más eficaz!

ANA dijo...

Victor !que grande eres!
Un abrazo enorme desde Ibiza, aqui no solo hay sol y fiesta, tb está el puto cancer en nuestras vidas.
ANA

Daniel dijo...

Dicen en determinada serie que:
Los vivos somos muertos de vacaciones.
Joder! pues yo quiero unas vacaciones eternas!!!!
Coño, ya entre en modo [child rider ON] Si es que no tengo remedio.
El otro punto de vista podría ser que:
La vida es tan corta como tus pensamientos sean capaces de llevarte, si tus pensamientos, espíritu y otras lindezas te envían al más allá, caben dos posibilidades:
A)Que acabes tarado, creas venir de Raticulin y te hagas llamar Carlos Jesús
B)Que enfrentes el futuro desde un punto de vista de la inmediatez del instante

Joel, menuda chapa, en fin, que no si creérmela yo mismo, pero ¡A que mola!
Salu2
Daniel

ivan dijo...

Apeciado Víctor, quizás hay esperanza.
Cuan grande y noble es la misión que persiguen, las instituciones que luchan contra el cáncer, digna de felicitaciones; pero a la vez cuan lejos se encuentran de encontar el verdadero objetivo que es el servicio hacia y para el bienestar de la persona.

Soy un ciudadano que en estos últimos meses, he visto desmorarse la figura altiva, gallarda de un hombre valeroso, mi padre, a quien el cáncer va dejando apenas una sombra; cuan doloroso es ver a un ser querido, entregarse a los brazos del deshasosiego, de la falta de esperanza por no encontrar una mano extendida que mitigue su dolor, en sus últimos momentos.

A esta altura de la vida, de haber experimentado tan cruel circunstancia, NO SE CUAL ES PEOR SI EL CANCER DEL CUERPO, O EL CANCER DEL ALMA.

El cáncer del cuerpo, lo podemos ver, tocar, incluso oler, y está en quien lo padece; pero el cáncer del alma lo he encontrado en aquellas personas llamadas a dar un servicio y no lo hacen, indolentes al dolor, faltos de caridad humana, sin una sonrisa que mitigue su desventura.

Por la salud de mi padre se tocado puertas y puertas, sin tener respuesta, con sus agotadas fuerzas, en aras de cumplir los llamados "protocolos", mientras a la espera que ellos se cumplan (semanas y semanas; meses y meses) el cáncer va minando su desfallecido cuerpo.

He pensado, que quizás la persona que clama un poco de piedad, debe llegar con la partida de defunción, para ver si de esta manera el corazón de algún profesional se conduele de tanta miseria, pero, no el valle de sombras, del martirio administrativo que debe sobrellevar el enfermo, es más fuerte que la debil esperanza, que se trasluce en la mirada ya perdida, de quien siente que la vida lo abandona.

Por favor, clamo piedad, no solo por mi padre, sino por todos aquellos seres a quienes embarga esta miseria de la vida, no hagamos del cancer una recopilación de datos, hagamos del cancer un testimonio de vida, que permita mitigar el sufrimiento, porque una palabra un pequeño gesto de cariño, de buena voluntad,puede lograr y obrar verdaderos milagros.


Estas palabras, más que palabras, representan un verdadero grito de mi alma, con la tenue esperanza de que encuentren cabida, en algún pedazo de corazón, sediento de verdadero servicio hacia sus semejantes.

Anónimo dijo...

Un besazo Iván y ¡mucho ánimo!