lunes, 20 de octubre de 2008

No todo va a ser positivo.

Buenas a todos,

Sin asustarse que no se trata de nada físico, no hay ninguna novedad respecto a la evolución de mi enfermedad, coño.... ¡el cáncer que tengo! al final terminarán pegándome esa manía de no nombrarlo. Es como si temieran poder contagiarse por el mero hecho de decirlo, así que prefieren usar términos como "lo tuyo" COÑO que tengo cáncer y dos pelotas para intentar superarlo, si fueran ovarios tendría más posibilidades, estoy convencido, pero tendré que conformarme con mis testículos.

No todo va a ser positivo. Cuando contraes un cáncer la inmensa mayoría de la gente reacciona apoyándote, ofreciéndote lo que necesites. La inmensa mayoría compartiendo contigo muchos más tiempos y sentimientos que antes, quizás tratando de robarle tiempo al tiempo, quizás tratando de que nos demos cuenta de cuanto nos aprecian, nos apoyan y desean que continuemos con ellos.

Los lazos existentes se estrechan, se crean otros y todo lo referente a las relaciones humanas parece crecer en positivo.

Pero no siempre es así.

Existe, o por lo menos yo me he encontrado, con algunas personas que si bien no te rechazan abiertamente se apartan de tu camino, o bien se vuelven invisibles o bien las relaciones se "espesan".

He sufrido cuando esto me ha ocurrido con relaciones antiguas pero he de respetar las decisiones ajenas y tratar de no cerrar las puertas.

No me ocurre lo mismo con las relaciones nuevas, personas que trato más reciente con quien podría haberse creado una buena relación pero que adoptan actitudes difíciles de compaginar con una relación estrecha y positiva.

Mi problema con estos últimos es sencillo, en condiciones normales intentaría actuar con prudencia, paciencia y constancia. Callar y escucha. Compartir con ellos lo que me gusta o me disgusta de la relación y tratar de reconducirla a un terreno fructífero para ambas partes, pero resulta que no tengo tiempo.

No se cuanto tiempo me queda. Es así. Aceptadlo por que yo tengo muchas ganas de vivir largo y tendido, de ver a Laura convertirse en una persona adulta, tengo tantas cosas que decirle que solo pensar que mi vida puede tener un plazo fijo me derrumba por momentos. Pero siempre me recompongo, atravieso la tormenta cada vez con más facilidad y siento la necesidad de vivir lo que me quede de vida del modo mas feliz posible.

Salvo que algunas de esas relaciones pudieran ofrecerme un cambio a corto plazo la verdad es que no tengo tiempo que perder tratando de reconducir relaciones que, seguramente, no me llevarían a ninguna parte y por eso actúo de una forma que, quizás, puede ser interpretada como poco madura, infantil, y que consiste en borrar a esas personas de mi vida y dedicarle el tiempo a las que me ofrecen su tiempo y su amistad sinceramente.

Creo, especulo mejor dicho, con que algunas personas tienen miedo de enfrentarse con nuestra muerte, prefieren no crear lazos, o desdibujar los existentes, ante la posibilidad de sufrir si no conseguimos sobrevivir.

Respeto esa postura y espero que esas personas respeten la mía.

Se que todo esto suena pueril pero es lo que hay.

Todo lo que está ocurriendo me ayudará a continuar creciendo y tal vez dentro de muchos años consiga ser un adulto según el estereotipo establecido pero de momento esto es lo que hay, eso es lo que soy, esto es lo que siento.

Me apetece mucho ponerme en este momento a agradeceros uno por uno los buenos momentos que me estáis ofreciendo en estos tiempos pero me da mucho miedo herir a alguien por un estúpido olvido fácil de cometer cuando se está emocionado como yo en estos momentos así que tendréis que conformaros con lo que podáis leer en mis ojos.

Si los ojos son el reflejo del alma los míos son una conexión en banda ancha ¿o no?.

Un abrazo,

16 comentarios:

Yo también tengo cáncer dijo...

Hola Vto.
Estoy viviendo la misma experiencia que tú con el dichoso cáncer que se empeña en protagonizar nuestras vidas. En mi caso, esa es la razón por la que, a veces, no lo nombro más a menudo.
Durante estos meses, me he quedado de piedra contemplando cómo huían de mí personas con las que antes tenía una buena -creía yo- relación.
También, al igual que a tí, me he encontrado con almas impuras que han creído que podrían expiar sus culpas haciéndose amigas mías y tratando de prestarme cuidados y atenciones que nadie les había pedido.
Como tú, en el primero de los casos, no tengo más remedio que respetar a quienes huyen de enfrentarse a esta situación, por las razones que ellos conocerán, y siempre equivocados.
En el segundo, es que tengo la impresión de que me he convertido en la penitencia de algunos pecadores que prefieren darme el coñazo a mi, antes que dárselo al cura en cuestión o su p. madre.
Es así, no tenemos tiempo para ellos, y deben saberlo.
Un abrazo murciano.

Anónimo dijo...

Animo hermano da igual como se llame la cuestion es acabar con el y seguir siendo el de siempre. Como dice KIKO VENENO volando voy pp

Anónimo dijo...

mago de oz - hoy te toca ser feliz es cucha esta cancion si no los conoces son geniales pp

Daniel dijo...

Víctor dixit:
"solo pensar que mi vida puede tener un plazo fijo me derrumba por momentos."

Te has vaciado macho. ¿Acaso no sabes que todos tenemos el mismo plan vital?
Somos como un yogur en la nevera, TODOS tenemos fecha de caducidad, lo malo es que en la etiqueta no pone la fecha y hay que sobrellevar ese detalle con cierto nivel de optimismo.
Todos apechugamos con nuestras cargas, mas o menos pesadas, pero estas siendo algo egoísta ¿no crees?
En vez de perder tanto tiempo en pensar en ti mismo, en que tienes cáncer y te vas a morir (ya sea por el cáncer o por la somanta de palos que te voy a dar por ponerte en ese plan) y volver a caer en el autocompadecimiento, párate a pensar en los demás. En tu propia hija, o en tu esposa (Santa Mariajo). ¿Has caído en la cuenta de como están ellas?
Deberías de pensar en ellas un poco más y dejarte de pensar en polleces dignas de un hipocondríaco desequilibrado.

¡Que te vas a morir tío!, eso te lo aseguro, lo que no está claro es cuando. ¿Qué llevas más números que los demás?, bueno, es posible. Pero eso no cambia las cosas, tú te quejas de que a lo mejor no puedes ver crecer a tu hija, vale, yo podría ir de llorón también pero en peor, podría ir diciendo a la gente que a lo mejor nunca veo a mi hijo superar el autismo que le va a condicionar su vida, que a lo mejor va a ser dependiente de otros toda su vida. Podría decirlo, tú lo sabes bien. Pero en vez de perder mi tiempo autocompadeciendome soy proactivo, y trabajo el tiempo que me queda (el cual desconozco y francamente, me la trae al fresco) para que mi hijo tenga todas las oportunidades, y eso me hace feliz.

Me procura más felicidad pensar en los demás que en mi mismo. Tu problema ha sido siempre el mismo y, aun a pesar del cáncer, insistes en darte de morros con la misma piedra. Hace mucho que nos conocemos, te quiero como a un hermano, pero nunca he ido con medias tintas, eso creo que en todo este tiempo te lo he demostrado a las claras. Para mi eres el mismo Víctor de siempre, con cáncer o sin cáncer. Yo no te veo diferente, eres la misma persona, la diferencia es que ahora empiezas a plantearte algunas cosas desde otro punto de vista. Pero sigues siendo un egoísta emocional, el que llores como una mari con los anuncios del fairy no te convierte en mejor, solo que te has vuelto algo ñoño. Tío, déjate ya de tanta tontería, que esa coraza tuya es de polispan, la introversión sería cojonuda para los artistas, pero es una mierda en la vida. Francamente, que tengas cáncer no deja de ser un hecho circunstancial en tu vida, pero tu esposa y tu hija son hechos reales. Por cierto ¿Cuando fue la última vez que le distes las gracias a tu mujer? O ¿Cuando fue la ultima vez que le demostraste tu amor? ¿Por qué sabes lo que es eso verdad?
Sal ahora mismo a la calle y haz algo útil coño, déjate de botijos y de leer libros existenciales y vive un poco, y de paso, se lo demuestras a las personas importantes de tu vida.
Un saludo
Daniel

Daniel dijo...

Ah, se me olvidaba, el que algunas personas te den de lado es un regalo que te da la vida. Ese tipo de gente no merece ni un segundo de tu atención.

Anónimo dijo...

Yo creo que muestras una gran MADUREZ y una gran ENTEREZA.

Yo sufrí un cáncer con 18 añitos (ahora tengo 28)y exceptuando mi familia más allegada (contándolos con los dedos de UNA mano...) TODO el mundo desapareció. Tras superar el cáncer ( o como diría mi madre: Cuando "Yolanda estaba malita...")me encontré sola, sin una sola mano amiga y todo un futuro por delante. Esto me ha hecho sufrir mucho... y diez años después, sigo sin tener amigos. No puedo evitar mirarles a los ojos y pensar... ahora te ries conmigo... pero cuando pase algo y te necesite... desaparecerás. Espero poder algún día poder superar esto y conocer el verdadero significado de la AMISTAD.

Tú eres muy afortunado, tienes gente que te quiere y te apoya. , Disfrútalo. No permitas que nadie "que evita responsabilidades" te quite el sueño...

Mucho ánimo. Yolanda

Anónimo dijo...

Por cierto DANIEL, es muy fácil dar consejos desde la barrera y esta lindeza tuya, me toca mucho los COJONES. Espero de todo corazón que nunca tengas que verte en pensamientos de HIPOCONDRIACO DESEQUILIBRADO. Joder!!
"
Deberías de pensar en ellas un poco más y dejarte de pensar en polleces dignas de un hipocondríaco desequilibrado".

Yolanda

vto dijo...

Vamos a ver Dani,

Contigo pasa lo contrario que con la gente a la destinaba esta entrada, siempre has estado a mi lado y nunca has pedido nada a cambio.

Recuerdo llegar al hospital una semana después de estar ingresado y verte con cuatro médicos encima, literalmente por que si no se tirabas de la cama cada vez que te llegaba el dolor y encima teniendo por canguro a A. (chiste para conocedores) no recuerdo como me llego la noticia, si recuerdo las noches de hospital.

Hemos vivido mucho juntos, mis hermanos me los dio mi madre, les quiero y siempre serán mis hermanos. A ti te elegí yo, cada día elijo seguir siendo tu amigo, considerando cada cosa que me dices y valorándola en su justa medida, por eso me duele que otras personas puedan interpretar tus palabras, que para mi son un aliento de vida, sin todos los datos necesarios.

Si te conocieran sabrían que eres metro ochenta y tantos de puro merengue recubierto de hojalata. Yo siempre fui el "duro", tu el feo el malo ya sabemos todos quien es, jeje, igual que les pasa a mis verdaderos hermanos creo que te asusta más mi muerte que a mi mismo, no soportas verme desnudar mi alma a extraños y puede que tengas razón, debí hacerlo antes contigo, no es justo que todo el mundo tenga acceso directo a mi alma con lo que has tenido que luchar tu por tener un palco en primera fila.

Y es verdad, soy un egoísta emocional. Siempre creo que me falta el cariño de los demás, necesito que me lo demuestren abiertamente son cosas del pasado, taras que arrastro desde que era un niño ¿qué quieres? nací con 40 años y ahora me toca compensar al niño que nunca fui, no Dani no escucha y calla.

Me preocupo mucho de vivir cada hora a tope por eso no pienso dedicar un momento a aquella gente. Me dedico en cuerpo y alma a "mi gente" sobre todo a mis chicas, la prueba es que Majo ya pesa más de 50 kilos (esta noche no tendré cariñitos) y si en algo he crecido es en decir lo que pienso, sobre todo lo positivo, lo que las quiero y lo agradecido que estoy por la vida que tengo.

Hay otras personas a las que no les he agradecido todo lo que me han dado de una forma suficientemente explicita y suelen ser mis "guerreros de hojalata" como tu, Jose Luís (mi compañero-jefe al que nunca he pedido perdón por infravalorarlo cuando lo conocí y no le he agradecido el haber conseguido convertirse en un pilar para que yo pudiera disfrutar de la vida que tengo), Julian P. mi vasco del alma y algún otro.

Vosotros habéis sufrido más que el resto por que mi crecimiento puede dar a entender que quedáis a un lado, que ahora necesito gente más "sensible", y sobre todo tu necesitas cubrir el puesto, ser el duro, mostrar que podemos afrontar lo que venga sea como sea y al precio que sea. Y no es así, puedo afrontar cualquier cosa que venga por que tengo a mi lado gente como tu, lo que ha cambiado es mi forma de afrontarlo, ya no necesito plantar cara a todo, no necesito tapar mis sentimientos, esconderlos, por que se que puedo superar cualquier circunstancia y que la mejor forma no es luchar si no atravesar la tormenta, sentir lo que te viene encima, entonces desparece mucho más rápido.

Lo cual no quiere decir que si es necesario destripar a alguien no puedas contar conmigo, lo que aprendimos siempre continua presente entre nuestras herramientas vitales.

La cosa es que este comentario debería ser privado (para conocimiento: público mientras nos machacamos aquí está dándome la matraca en el messeger con un nuevo tratamiento y no se que mas) pero no me da la gana que nadie se quede con una imagen de ti que no es correcta y por eso lo contesto aquí.

Tu también tienes que crecer (por dentro que si creces algo más no cabras en el pitufo si es que lo heredas) llorar un rato como la nena que eres y mandarme otra vez el enlace de Edurne que se me acaba de borrar (esto de estar en dos cosas a la vez...).

Tened paciencia con el, estos muchachotes polacos son así.

Un besito (¿escuece?):

Víctor

vto dijo...

Yolanda,

Te agradezco muchísimo tus comentarios, y espero que no te arrepientas después de leer mi contestación a Dani. En realidad le haces un favor pues mientras tenga a alguien con quien pelearse continuará negando lo jodido que está.

Ya no doy consejos, por lo menos lo intento, ahora intento aprender a escuchar así que toma esta contestación como "escucha activa".

Espero que les des otra oportunidad, eres suficientemente fuerte como para recibir otra manta de palos sin inmutarte y si alguno da flores en vez de palos te compensará.

Un abrazo,

Víctor

Carlos Mateo Beltrán dijo...

Hola campeón. Yo también tengo esta enfermedad, el mío, de nombre feo se llama plasmocitoma. No he sufrido quimio, mi tratamiento ha consistido en radioterapia, y ya que he termiando las sesiones, cada revisión que voy son buenas noticias, son rayos de vida que me inyectan. Seguro que lo pasaras, porque este cangrejo tiene ya los días contados.
Yo he aprendido muchísimo de esta enfermedad, la he considerado como un regalo (que no le deso a nadie), pero he sacado el lado positivo, valorar la vida y todo lo que pasa desapercibido. Te seguiré leyendo, te agregaré a mi blog, que de paso te invito que lo conozcas.

Un abrazo campeón
http://diariocancer.blogspot.com

Carlos Mateo Beltrán dijo...

Hola Víctor de nuevo.
He visto tu mensaje que me has dejado, gracias por lo que me dices. Te he agregado al msn, y cualquier duda que tengas, no soy médico, pero entiendo de estados de ánimos con esta enfermedad, y que no es fácil relatarlo verbalmente, que sepas que estoy aquí para lo que necesites.

Un abrazo campeón

Jarque dijo...

Hola Victor,

He llegado a tí a través del blog de mi "brother" http://diariocancer.blogspot.com/
Me pareceis un ejemplo a seguir y como te dicen por ahí arriba, esa gente que se aparta ... ellos se lo pierden. Leeros es aprender y como le he dicho a Carlos al final la vida es valorar esas pequeñas y simples cosas.De lo menos bueno saca siempre lo positivo!!

Un abrazo
http://www.mibuhardillavirtual.blogspot.com/

Daniel dijo...

Buah, que malo es que me den cancha, así que p'a la piscina.

Estimada Yolanda, lamento profundamente que hayas pasado por ese calvario con sólo el apoyo de unos pocos seres queridos, claro que a veces calidad y cantidad no siempre van de la mano.

Sobre lo de la barrera y demás, bien, la ignorancia es muy mala. Permíteme que lance arroje algo de luz sobre tus sombras respecto a mi. Yo he estado en la arena, en la barrera, en el tendido, en el camión con los toros y he sido torero y toro, por tanto sé perfectamente de que hablo, al igual que sufrir una cosa llamada “caquexia atípica”, que posiblemente te suena a chino, pero te lo miras en la wiki y así te enteras.
Así que las lecciones de “uhh mira que malita he estado”, “tú no sabes de que hablas”, “yo tengo razón”, bla, bla, bla, pues mejor vas y se las cuentas a otro. No pretendo ser arrogante, pero es que estoy cansado ya de la gente que va en ese plan, usando ese argumento como forma de fortalecer su discurso, generalmente rayano en una pura diatriba, por muy malo o bueno que sea el discurso.

Estimado Víctor, (joder que formalito y eso que tengo a Mendetz a toda castaña) ,
en primer lugar, eso de merengue me ha dolido, juas, pero que cacho mamón estas hecho, ¡¡me has llamado merengue, tío que yo soy del Barça!!!

En segundo lugar, hay personas a las que no hace falta dar las gracias ni pedir perdón, una corta mirada es suficiente para eso. Ya sabes que hace un tiempo ando yo bastante místico. Pero en el fondo una cosa que nunca te he dicho y me jode mucho es que seas un copión. A ver, por qué diantres embaraza a tu chica justo después de hacerlo yo y sobre todo, no recuerdo que te diese permiso para estar enfermo después de estarlo yo. Más te vale que no acabe medio lelo por alguno de los yeyos que me dan de vez en cuando, porque eres capaz de darte un trompazo en la sien para acabar igual de bobo que yo, ¡¡¡pero que envidioso eres!!!! ;-) Por cierto, lo de curarme está bien jodio, así que más vale que te dediques a innovar o iremos juntos pal hoyo...

Sobre lo de tener acceso a tu alma, querido amigo, siempre he tenido esa puerta abierta, desde el primer día que te conocí, hace ya algún tiempo (y ahora me salta Bowie con una bella balada, hay conexión cuántica). Siempre que pasaba algo, por alguna razón una fuerza cósmica nos hacía llamarnos, o ir a vernos, aunque hiciese 9 meses que no supiésemos uno del otro. Recuerdo una fría mañana en Vancouver, hace ya casi un año, mirando la ciudad desde un piso 35, mientras la nieve cubría la ciudad, sentí al necesidad de llamarte, no se bien por qué, ¿te acuerdas?, y me dijiste, Daniel tengo cáncer. Y muchos años de vida en conjunto pasaron mi mi mente en sólo un segundo, pero no sentí ni miedo ni pena, ni nada de eso, sólo supe que había que trabajar en ese tema para resolverlo. Espero poder darte la sorpresa, optimista que es uno.

Tender la ropa interior en un patio de vecinos es divertido, siempre y cuando la vecina de arriba escurra bien la lejía de sus sábanas, que si no, menudo problema.

Pero nunca pierdas el sur de tu vida, que para ir hacia el norte, siempre esta uno a tiempo. El otro día hablaba yo sobre la felicidad con una persona que vive sumida en su proceso de auto-amargura, y cuando le dije que yo tenía felicidad a demanda me miraba como si fuese un bicho raro (que por otro lado lo soy, pa'que engañarnos), y encima, hay que joderse, me dedico a cumplir sueños, y ahora por partida triple, ya te contare, vas a flipar.

Yo, que tardé casi 20 años en romper con un trauma, el cual ni tú mismo conoces (un día de estos igual voy y te lo cuento), ahora todo me parece bonito. (sonando “You Don't Have to Say You Love Me” de Tom Jones, ¡¡¡hay que joderse!!!)

Lo de Edurne es esto http://www.20minutos.es/entrevistas/edurne-pasaban/92/
En fin, ya te he dado la txapa un rato, mañana más, que voy a seguir trabajando. Por cierto, hacer botijos no es trabajar, ¡cacho perro!, pero oye, ya puestos, a ver si me haces uno pa'mi.
Besos y abrazos.
Yo y dos o tres personalidades mías que andan por aquí.

Julian dijo...

¿Qué te has hecho en el ojo? ¿Te has dado un golpe?
A ver si Dani va a tener razón... :))
Un abrazo.

PS. Recuerda que los buenos momentos son compartidos.
Yo sí te noto en muchos aspectos muy cambiado, pero ya te notaba esa evolución antes del cancer. Quizá todo se ha intensificado más, no lo sé. Eso es bueno, vivirlo todo intensamente, me refiero.
Pero efectivamente, aunque todos cambiamos, y nos adaptamos a las circunstancias que la vida nos plantea, cada cual no puede hacerlo mas que a su propio ritmo, y no valen recetas. Y tampoco vale proyectar en los demás las motivaciones propias. No somos iguales, no reaccionamos igual, no tenemos los mismos anhelos, prioridades, valores...
No tengo mucha idea de cual es el estereotipo de adulto, pero pienso que un signo evidente de madurez es la capacidad de adaptarse, evolucionar e integrar las experiencias propias. Sentirse en paz con uno mismo. Y yo te noto así, y además te noto sincero comunicando ese sentimiento. Y me alegro por tí y por poder disfrutarlo.
Otro abrazo.

Frank Malone dijo...

A ver, no suelo intervenir mucho, pues mis dotes de escritor no son lo que podríamos decir acordes con las entradas de este blog, pero...

Cuando escucho un "sacrilegio" tengo que intervenir.

Como vto sabe, y ahora todos los lectores del blog, me pasa algo como a Dani, que le llamen merengue siendo del Barça le jode, bueno pues Dani, voy a contar mi pequeño secretillo, la canción de mi querida esposa y mía (creo que todas las parejas tienen su canción favorita), es "You don't have to say you love me" PERO CANTADA POR ELVIS PRESLEY, ¡¡POR DIOS POR DIOS!!, nada de Tom Jones. :-)

Saludos
Frank

P.D. Que conste que Tom Jones también me gusta. No vayamos a empezar un flame blame o como se diga.

Daniel dijo...

Ja, ja, ja, Ok Fank,acepto al enmienda.
Un saludo
Daniel