sábado, 26 de enero de 2008

Autopsia sentimental.

Buenas noches,

Parece que no soy capaz de escribir más a menudo, no es por manteneros atentos, ni por vagancia, es que necesito un poco de tranquilidad para concentrarme.
Antes me resultaba más fácil, una ligera dosis de pensamientos / actitudes depresivas y podía escribir hasta en un autobús, esta idea no es mía. Neruda fue un maestro de este arte, pero este es mi blog, aquí se me destripa a mi. Ahora me resulta difícil encontrar el momento para sentarme y practicarme esta auto-autopsia pública en la que me he embarcado. ¿Por qué? Fácil, ahora disfruto de tantas cosas, tengo tantos amigos pendientes de darme el cariño que siempre he buscado, que no veo el momento de sentarme aquí y vaciar mi ser en esta sala de autopsias sentimentales, aún así no puedo evitar escuchar a Dña. Ella mientras me vomito en este escaparate.
Aclaración: repito varias veces autopsia no por que esté pensando en palmarla, sino atendiendo a la segunda afección del diccionario: "Examen analítico minucioso", aún así reconozco que muchos años de novela policíaca y CSI algo han dejado en mi subconsciente.
Total que tengo pendiente dejar, dejarme, claro, qué cosas he aprendido para que no se me olviden, cuando todo esto termine bien. La cuestión es que me estoy aprovechando de tener un cáncer para hacer y disfrutar de muchas cosas, algo que debí hacer antes pero necesitaba, necesito, una excusa, una muleta, algo que me obligue a utilizar la fortaleza que tengo para deciros que necesito vuestro cariño, vuestros abrazos, no por que tenga cáncer si no por que nunca he dejado de ser el niño pequeño que se repetía una y otra vez que podía pasar el trago solo en la cama, sin salir corriendo a buscar el abrazo de su madre, ahora se que tengo la fuerza suficiente para pedirlo, aquí, en público y si el Sr.G.Márquez piensa que todo esto son cursilerías que le den por culo, a mi lo que me interesa son sus libros y vuestros abrazos.
Todo esto viene a cuento de ¿qué pasará cuando este curado? entonces no tendré excusa, no podré deciros que seáis tiernos conmigo por que tengo cáncer, entonces será arroparme por que soy así, por que lo necesito, y también puedo enfrentarme a un cáncer, a la posibilidad de morirme sin perder la compostura, pertenezco a una estirpe de luchadores, las cosas nunca han sido fáciles para nadie de mi familia, pero no hemos perdido la ternura, puede que la hayamos ocultado hasta ahora, pero creo que vamos a dar un paso adelante, no solo yo.
Así que puestos a lo que toca tengo que hacer los deberes y estos pasan por redactar una lista de las cosas que estoy aprendiendo gracias al cáncer, no se si a mi terapeuta le parecerá correcto esto de hacer los deberes en público pero es tan buena gente...

.- He cambiado el "sincericidio" por la confianza, la que necesitaba para abrirme a los demás de esta manera casi suicida que estáis leyendo. Ya se, parece demasiado brutal pero si de algo desconfío es de mi. Con todo esto expuesto a los cuatro vientos, ya no podré ser el de antes, si sobrevivo seré una nueva persona. No, en realidad, seré el de siempre pero sin coraza. ¿Qué me van a defraudar? ¿qué esto se puede volver contra mi? si, seguro que en algún momento me encuentro con ese problema, pero por cada uno en contra, estoy sumando cien a favor, puedo aguantarlo, llevo toda la vida haciéndolo, causado por mi, eso es cierto, pero el entrenamiento está más que superado.

.- Vivo de una forma positiva, espero que las cosas salgan bien. De esto ya hemos hablado en el pasado, no veo las cosas de color de rosa las veo como son y me gusta, ¡joder si me gusta!.

.- Me valoro más a mi mismo, se que podré afrontar las situaciones menos positivas y no me ocupo por adelantado de ellas, no me importa no tener el control.

.- Disfruto de las cosas pequeñas. En mi casa siempre entra el sol, si lo hay claro, desde que amanece sobre los tejados de Ruzafa hasta que anochece siempre lo tenemos. Muchos me habéis oído decir miles de veces las ganas que tenía de tener una casa un poco más grande, con terraza, ahora estoy disfrutando de mi casa. Mariajo valorará el que esté aquí escribiendo "mi casa" y seguro que todos me entendéis de sobra.

.- Necesito la atención y el contacto de otras personas, me gusta que sepan que soy una persona, con fortalezas y debilidades.

.- Vivo el presente, no me preocupo por lo sucederá en el futuro. No me paso el día intentando controlar las variables que definirán el futuro, vivo lo que tengo y se que soy lo suficientemente fuerte y tengo los apoyos necesarios para vivir mi futuro.

.- Me complace confiar en los demás, no volveré a joderos tratando de solucionar vuestros problemas, prometido, nunca lo hice pensando en que no erais capaces de solucionarlos vosotros solos, pero lo hice, y ahora me doy cuenta de como se siente uno cuando alguien se cree mejor que tú y trata de decirte como hacer las cosas, o lo que es peor te las planifica / soluciona sin contar contigo.

La lista continúa pero son las dos de la mañana y me estoy quedando dormido, bueno eso, y que mis chicas están dormidas y tenderme a su lado, cuando están así como dos bellas durmientes es mucho más gratificante que estar aquí dando la brasa.

No quiero terminar sin una nota desengrasante, como las naranjas después de la paella, así que os contaré que ya he visto "Los crímenes de Londres" y si puedo tirarme el moco de haber leído el libro hace tres años, si no lo habéis leído es recomendable que lo hagáis antes de ver la película.
¿Por qué? por que la película es difícil de seguir si no tienes una idea previa, D.Alex de la Iglesia demuestra, a mi entender, ser un discípulo fiel del D.Alfredo en el plano visual, toma tras toma demuestra haber estudiado mucho, todo el mundo aprende copiando, eso me dicen mis maestros y eso creo yo, después vendrán los caminos descubiertos por uno mismo.
Hasta ahí todo correcto, he disfrutado de una película visualmente impecable, Hitchock en estado puro, pero la trama está demasiado comprimida, es el problema de tratar de ser fiel a un libro que requiere mucha atención al ser leído.
En fin no quisiera pecar de redicho pero a mi me lo dijo un maestro, artista fotógrafo, la primera ley es "mantenlo simple estúpido".

1 comentario:

Edmundo dijo...

Hola, soy Cecilia, aunque a mi me gusta decir la mamá de Valentina ó de Fran, será porque ser mamá es lo que mejor se me da. Al grano, quería decirte que eres un TIO GUAPISIMO por dentro y por fuera, que te seguiremos ARROPANDO cuando estes curado, que no necesitas excusas vale? Tengo una amiga que inventa palabras, así q copiandola voy a inventar una, cuando hablas de tus chicas dormidas como dos bellas durmientes, es algo ENAMORANTE jajajaja, la acabo de inventar! AUPA CHE que aquí también tienes amigos argentinos para mimaros a LOS TRES! y aunque suene cursi, CON TODO CARIÑO. CECILIA